UN PASO MUY ESPERANZADOR EN LA INVESTIGACION DE UNA VACUNA PARA EL VIH

UN PASO MUY ESPERANZADOR EN LA INVESTIGACION DE UNA VACUNA PARA EL VIH

Una vacuna española induce un control viral sin tratamiento en casi el 40% de las personas inoculadas

Una vacuna denominada ‘HIV Conserv’ ha proporcionado por primera vez un control de la carga viral de forma significativamente prolongada en una gran minoría de personas inoculadas tras haber interrumpido la terapia antirretroviral. Hasta la fecha, un participante ha estado sin tratamiento durante siete meses sin que haya necesitado volver a iniciarlo, según se afirmó ayer en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2017) que se celebró en la ciudad de Seattle (EE UU).

A pesar de que en varios ensayos de vacunas realizados con monos se ha observado un control a largo plazo de la carga viral, se trata del primer estudio en seres humanos en que se registra dicho efecto.

Las vacunas HIV Conserv contienen antígenos seleccionados (secuencias de proteínas o genes capaces de inducir una respuesta inmunitaria) del VIH que tienen un elevado grado de conservación, de ahí su nombre en inglés. “Elevado grado de conservación” en este ámbito se refiere a que son las partes del VIH que el virus menos se puede permitir cambiar y que, por tanto, apenas varían de una cepa viral a otra.

Por tanto, la vacuna está formada por secciones proteicas de diferentes cepas de VIH unidas entre sí para que generen una respuesta inmunitaria frente al VIH de modo que el virus tendrá problemas para poder “escapar” de ella. El VIH no puede permitirse generar mutaciones para eludir esta respuesta inmunitaria del organismo, porque al hacerlo se debilitaría.

Esto significa que la vacuna ‘dirige’ la respuesta frente al VIH de las células T CD8 para que se haga más potente y más eficiente, gracias a que el organismo ya no genera respuestas fácilmente eludibles por el virus.

En el estudio BCN02, cuyos resultados se presentaron en la conferencia, 15 personas recibieron la vacuna a las semanas cero y nueve. Las personas participantes también recibieron tres dosis de romidepsina, un fármaco que estimula a células latentes infectadas para que vuelvan a producir el VIH. Se esperaba que estos repuntes de producción de virus sirvieran para reforzar las respuestas inmunitarias inducidas por la vacuna.

El tratamiento antirretroviral se interrumpió a la semana 17 en lo que se denominó Pausa Antiretroviral Monitorizada (PAM). Está previsto que en caso de observarse un rebote de la carga viral, se volverían a administrar los antirretrovirales. Hasta la fecha, 13 personas han interrumpido el tratamiento.

Ocho personas experimentaron rápidamente un rebote de la carga viral, pero cinco personas han conseguido controlar el VIH manteniéndolo en niveles muy bajos durante un periodo de tiempo que va de las 6 a las 28 semanas.

“Los resultados de este estudio son emocionantes porque se trata de la primera vez que se demuestra un control post-tratamiento, es decir que el virus sigue presente pero [la carga viral] no rebota tras interrumpir la terapia antirretroviral”, afirmó Sharon Lewin, directora del Instituto Peter Doherty para la Infección y la Inmunidad, en la Universidad de Melbourne (Australia). “Sin embargo, también debemos de ser cautos, ya que no había un grupo de control y desconocemos qué parte de la intervención fue la más relevante”.

Fuente: Fundación Diversa

Comentarios en Facebook
GayDatos on EmailGayDatos on FacebookGayDatos on InstagramGayDatos on TwitterGayDatos on VimeoGayDatos on Youtube
GayDatos
Editor y Dueño at GayDatos.com
Dueño y Editor de GayDatos, Publicista de profesión y empresario de vocación, lo ideal de trabajar para la comunidad LGBTS es crear un espacio para TODXS...

Sobre GayDatos

Dueño y Editor de GayDatos, Publicista de profesión y empresario de vocación, lo ideal de trabajar para la comunidad LGBTS es crear un espacio para TODXS...

LUGARES Y SERVICIOS RECOMENDADOS

Cargando…